La Calidad en los procesos de Transformación Digital

La cuarta revolución industrial se caracteriza por la inteligencia: agentes inteligentes e hiperconectados desplegados en entornos en los que los humanos y las máquinas cooperan para lograr objetivos compartidos y el uso de datos para generar valor.


Las características de Calidad 4.0 se describieron por primera vez en el Informe de futuro de calidad de la American Society for Quality (ASQ) de 2015. Este estudio tuvo como objetivo descubrir los problemas clave relacionados con la calidad que podrían evolucionar en los próximos 5 a 10 años. En general, los analistas esperaban que la nueva realidad se centrara no tanto en los intereses individuales, sino en la salud y la viabilidad de todo el ecosistema industrial y de servicios.

Algunas de las ideas del Informe de futuro de calidad de ASQ 2015 fueron:


  • Un énfasis cambiante de la eficiencia y la eficacia, al aprendizaje continuo y la adaptabilidad.
  • Desplazamiento de las costuras y transiciones (límites dentro y entre organizaciones, y cómo se comparte la información entre las diferentes áreas)
  • Omnisciencia de la cadena de suministro (poder evaluar el estado de cualquier elemento de una cadena de suministro global en tiempo real)
  • Gestionar los datos durante la vida útil de los datos en lugar de que la organización los recopile


Debido a que el costo de las tecnologías habilitantes ha disminuido tanto en la última década, ahora es posible que las organizaciones comiencen a hacerlas parte de su estrategia digital. En general, la transformación digital revela que la naturaleza de la "organización" está cambiando, y la naturaleza del "cliente" también está cambiando. Las organizaciones ya no serán definidas únicamente por sus empleados y socios comerciales, sino también por los clientes que participan, sin siquiera ser explícitamente conscientes de su participación integral, en diálogos continuos que dan forma a la evolución de las líneas de productos y los nuevos servicios.

Los nuevos modelos de negocios no necesariamente dependerán de la propiedad, el consumo o la producción centralizada de productos o la prestación de servicios. El enfoque basado en el valor acentuará la importancia de la confianza, la transparencia y la seguridad, y las nuevas tecnologías (como blockchain) nos ayudarán a implementar sistemas para respaldar esos cambios.

Transformación Digital significa diferentes cosas para diferentes personas. Esto lo convierte en un concepto muy confuso y mal entendido.

Esta es la definición más consistente que he encontrado:

La transformación digital es la adaptación de las operaciones comerciales y la mejora de los procesos para aprovechar las tecnologías digitales.
La "promesa", o resultado deseado, de la transformación digital, es la aceleración de las actividades comerciales, una mejor toma de decisiones y una mayor eficiencia al tiempo que se reduce el riesgo.

¿Qué ventajas aporta la Transformación Digital?

La clave para la organización es ver la transformación digital como una oportunidad que permite combinar prácticas y formas de hacer que dan como resultado nuevas técnicas y habilidades.
  • Genera experiencias nuevas al cliente
  • Mejora la eficiencia operativa
  • Generar nuevas fuentes de ingresos
  • Capacidad de respuesta rápida ante los cambios en el mercado
  • Crear una ventaja competitiva para la organización.
  • Impulsa la cultura de la innovación dentro de la organización.
  • Mejora la colaboración interna.
  • Profundiza el análisis de datos (Big Data).
Todo esto describe la gran relación entre los resultados de negocio y las tecnologías en las que se basa la digitalización. La experiencia del cliente prevalece ante los valores tradicionales y hace que la tecnología, especialmente el software, se centren como principal elemento en los modelos de negocio.

Si trabajas en el departamento de Calidad de alguna empresa o institución, estoy seguro de que esta "promesa" suena demasiado buena para ser verdad. Mejores resultados de negocios, mayor eficiencia, todo logrado mientras se reduce el riesgo…

El problema es que la calidad es a menudo uno de los últimos procesos o departamentos de la empresa en incorporarse durante el proyecto de transformación digital de una empresa. En muchas empresas, la transformación digital es únicamente una iniciativa gestionada por departamento de IT, por lo tanto, parece obvio que el departamento de Calidad de la empresa debería asociarse con IT durante todo el proceso de transformación.

¿Qué te viene a la mente cuando piensa en innovaciones tecnológicas como la nube, Internet of Things (IoT), Machine Learning, AI, Blockchain, análisis predictivo, realidad virtual / aumentada o Digital Twins?

Las innovaciones tecnológicas no brindarán grandes resultados sin la transformación del proceso relacionado que viene con ello. Las Tecnologías de la Información no impulsan la transformación de procesos ni la gestión de cambios. Los habilitan.

Los beneficios de la transformación digital dependen en los objetivos que cada empresa se haya marcado. Si el objetivo es eliminar el papel de una determinada actividad comercial, por ejemplo, estaremos infravalorando el potencial real que la transformación digital puede realmente aportar a la empresa.

En muchas empresas, la estrategia que impulsa la transformación digital es demasiado táctica. Esto conduce a un enfoque en aplicaciones individuales y no a procesos verdaderamente mejorados y transversales a muchas aplicaciones, muchos métodos de comunicación y requieren un cambio tanto interno como externo.

Los días en que la calidad está en el asiento trasero de la transformación digital deben terminar. Es hora de que Calidad se coloque en el asiento delantero junto a IT, para conducir juntos a donde se desee llegar.

Itop Consulting, una empresa de software en la nube líder en el mercado centrada en soluciones de CRM, gestión documental y el control de la calidad en las empresas, pretende fomentar una asociación más estrecha entre la calidad y el departamento de IT.

Según Itop, el impacto de la transformación digital se está sintiendo en todos los ámbitos de la vida y los negocios. Esto está cambiando todas las áreas de IT de la empresa, pero ninguna más que las áreas de calidad y sostenibilidad.

En el futuro, los departamentos de BI que analizan ciertas áreas de una empresa deberán proporcionar inteligencia para el desarrollo y crecimiento del negocio, no solo informes sobre resultados pasados.

El uso de Machine Learning o Aprendizaje Autónomo puede permitir que las pruebas y el control de calidad cumplan con las nuevas expectativas comerciales de contribuir al desarrollo y crecimiento de los negocios, así como a continuar cumpliendo con los antiguos requisitos de garantizar la satisfacción del usuario final.

Si te interesa cómo algunas empresas están incorporando la Calidad en sus procesos de Transformación digital, te recomiendo visitar los siguientes enlaces:


Entradas Populares

La evolución de la Gestión de Calidad en Turismo

10 herramientas para trabajar con los mapas | Blog eco Escuela 2.0

Escaparate de Innovación de Canarias en Fi2

La mejor definición de Smart City