Qué necesitamos para seguir siendo competitivos en el futuro cercano?

En este interesantísimo post de argavan, tenemos de una vez y por todas una escueta descripción de aquellas cualidades que nos permitirán seguir vivos (laboral e intelectualmente) en el cambiante mundo que se avecina.

HABILIDADES PROFESIONALES PARA EL 2020
El Institute for the Future y la University of Phoenix Research Institute, han llevado a cabo un estudio en el que, tras analizar los principales factores que inciden e impulsan el cambio en el ámbito laboral, han identificado las 10 habilidades que tendrán que adquirir, desarrollar y/o fortalecer los profesionales en los próximos años si quieren sobrevivir y tener éxito, independientemente de la posición y área en la que trabajen.
Estas habilidades son:
  • Generación de Sentido: entendida como la capacidad de determinar el significado más profundo o la importancia de lo que se expresa con el fin de crear una visión única y fundamental para la toma de decisiones, aportando el valor añadido y diferencial con respecto a las máquinas inteligentes.
  • Inteligencia Social: entendida como la capacidad de conectar con los demás de una manera profunda y directa, con el fin de detectar y estimular las reacciones e interacciones que se deseen.  Esta habilidad ha sido siempre muy importante para aquellas personas que necesitaban construir relaciones de confianza, pero esta importancia irá creciendo a medida que tengamos que colaborar con un número de personas cada vez mayor y en emplazamientos diferentes.
  • Pensamiento Flexible y Original: entendida como la aptitud para pensar y llegar a soluciones y respuestas más allá de lo que está memorizado o basado en reglas, con el fin de adaptarse o dar respuesta a las circunstancias únicas e inesperadas de cada momento.
  • Capacidad Intercultural: entendida como la capacidad de actuar en diferentes entornos culturales. Esta habilidad se convertirá en una habilidad importante para todos los trabajadores, no sólo en aquellos que tienen que funcionar en diversos entornos geográficos, ya que las organizaciones ven la diversidad como motor de la innovación. Lo que hace que un grupo sea verdaderamente inteligente e innovador es la combinación de diferentes edades, habilidades, disciplinas y estilos de trabajo y de pensar que los miembros aportan.
  • Pensamiento Computacional: entendida como la capacidad de traducir grandes cantidades de datos en conceptos abstractos y comprender el razonamiento basado  en datos. El incremento exponencial de datos que tenemos a nuestra disposición tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal , requerirá saber interactuar con los datos, ver patrones en los datos, tomar decisiones basadas en datos, y utilizar los datos para el diseño de los resultados deseados.
  • Destreza en los Nuevos Medios de Comunicación: entendida como la capacidad para evaluar y desarrollar de un modo crítico el contenido que utilizan las nuevas formas de comunicación, y aprovechar estos medios para la comunicación persuasiva. La explosión de los medios generados por los usuarios, incluyendo videos, blogs, podcasts…,  que ahora domina nuestra vida social, estará completamente integrada en los lugares de trabajo en la próxima década y los trabajadores necesitarán habilidades más sofisticadas con el fin de atraer y persuadir a su público.
  • Pluridisciplinariedad: entendida como la formación y la capacidad para entender conceptos a través de múltiples disciplinas. El trabajador ideal de la próxima década deberá aportar un conocimiento profundo de al menos una disciplina, pero tendrá la capacidad de “conversar en el lenguaje”  y comprender una amplia gama de disciplinas. Esto requiere de elevada curiosidad y el deseo de seguir aprendiendo, más allá de los años de educación formal.
  • Mentalidad de Diseño: entendida como la capacidad de representar y desarrollar las tareas y procesos de trabajo necesarios para lograr los resultados deseados. Los trabajadores del futuro tendrá que convertirse en expertos en reconocer el tipo de pensamiento que requieren las diferentes tareas que han de llevar a cabo, y hacer los ajustes necesarios a sus entornos de trabajo para mejorar su capacidad de realizar dichas tareas.
  • Gestión Cognitiva: entendida como la capacidad para discriminar y filtrar la información según su importancia, y para entender cómo aprovechar al máximo el funcionamiento cognitivo mediante una variedad de herramientas y técnicas. Las organizaciones y los trabajadores sólo podrán convertir la afluencia masiva de información en una ventaja, si pueden aprender a filtrar de forma eficaz y centrarse en lo importante. Por tanto, la próxima generación de trabajadores tendrá que desarrollar sus propias técnicas para abordar el problema de la sobrecarga cognitiva.
  • Colaboración Virtual: entendida como la capacidad para trabajar de forma productiva, impulsar el compromiso y demostrar la presencia como miembro de un equipo virtual. La tecnología hace que sea más fácil que nunca trabajar, compartir ideas y ser productivo a pesar de la separación física. Sin embargo, el entorno de trabajo virtual también requiere un nuevo conjunto de competencias, tanto desde el punto de vista del líder, como de los miembros del equipo.
Para tener éxito en la próxima década, las personas tendrán que demostrar previsión para moverse en un entorno en constante cambio respecto a las formas de organización y las aptitudes requeridas. Cada vez será más necesario evaluar continuamente las habilidades que se necesitan y poner rápidamente los medios necesarios para desarrollarlas y actualizarlas. Los trabajadores en el futuro tendrán que desarrollar, más que nunca, el aprendizaje de por vida.

Entradas populares de este blog

Escaparate de Innovación de Canarias en Fi2

La mejor definición de Smart City

¿Se pueden eliminar reseñas de google?